Cascarilla del grano de cacao

Beneficios

Aún cuando se sospecha que esta parte del grano de cacao era aprovechado por nuestros ancestros debido a sus propiedades, no fue sino recientemente cuando la riqueza nutricional y utilidad alimentaria de este producto fue redescubierta. Conoce porqué hoy en día no existen excusas para desperdiciar este recurso natural así como recetas para consumirlo tomando ventaja de sus bondades.

Seca, crujiente y de color marrón, la cáscara de cacao posee su sabor y aroma. Representa el 12 por ciento del peso del grano,aunque contenga mucha menos grasa que este. Se desprende del mismo durante el procesamiento que tiene lugar para obtener el licor y la manteca de cacao, que posteriormente darán lugar a los diversos tipos de chocolate. Aún cuando hoy en día no se aprovecha lo suficiente, la cáscara de cacao está muy lejos de ser un desecho. Su composición es tan rica que lo transforma en un producto versátil que lo mismo beneficia a los humanos a través de una infusión, como a los animales en forma de suplemento nutricional o a la tierra en forma de abono orgánico.

Aún cuando hoy en día no se aprovecha lo suficiente, la cáscara de cacao está muy lejos de ser un desecho. Su composición es tan rica que lo transforma en un producto versátil que lo mismo beneficia a los humanos a través de una infusión, como a los animales en forma de suplemento nutricional o a la tierra en forma de abono orgánico.

Rica en vitaminas A y C así como en teobromina, pectina, fibra, calcio y magnesio, la cáscara de cacao contiene también ácido oleico y linoleico además de antioxidantes. Descubramos las propiedades sanadoras de este recurso natural así como formas en las que podemos disfrutar sus sabores y olores.

Poseedora de muchas de las propiedades del grano, la cáscara de cacao tiene un gran potencial antioxidante y digestivo para el ser humano por lo que su consumo se considera especialmente beneficioso para nuestra salud gastrointestinal. Al actuar en nuestro intestino, eliminando bacterias malignas, el envoltorio del grano de cacao, es un eficaz tratamiento contra las diarreas.

Así mismo es considerado un energizante suave, gracias a la acción de teobromina. Este ingrediente, sumado a los altos contenidos de magnesio, hacen que también sea un buen suplemento nutricional, útil para tratar el cansancio, la fatiga y los calambres, síntomas de deficiencia de este mineral.Por si esto fuera poco, puede ser usado como antiinflamatorio por sus propiedades diuréticas, combatiendo la retención de líquidos.

Uno de los descubrimientos más importantes en torno a la cáscara de cacao es su contenido de pectina, una sustancia que funciona como espesante natural pero también como absorbente intestinal. Su acción, en conjunto con la fibra presente en este producto natural, lo hace un gran depurador del organismo, contribuyendo a la eliminación de toxinas y ayudando a prevenir el cáncer de colon.